relatos con arte

Lo que sigue es un intento de utilizar la ficción para motivar el aprendizaje de la Historia de Arte. Lo que sigue son pequeños relatos apócrifos, reflexiones, descripciones, cartas o poemas. Textos inventados siempre, pero inspirados en la historia, para mostrar los sentidos de las obras o adaptarlos a nosotros. En ellos se hace hablar al autor, a un personaje, a un crítico, a un mecenas, a un profesor o a un espectador que nos cuentan sus razones, su manera de ver, su sentimiento o su reflexión ante la imagen plástica. Se intenta llevar a los ojos a un nivel correcto de enfoque (que no pretende ser único o excluyente de otros, pero que sí se pretende interesante) y animar a la lectura de lo que se ve, o lo que es lo mismo, educar la mirada y disfrutar del conocimiento, concediendo al contenido, al fondo de las obras, un papel relevante que en nuestras clases, necesariamente formalistas, se suele marginar.

Construir imágenes

Autorretrato y retrato: Sí, pero ni Marilyn ni yo somos esos. Eso no. Nosotros no somos la imagen que nos representa. Aunque cada uno construye su propia imagen, aunque nuestra imagen sea nuestra y tengamos derechos jurídicos sobre ella, nuestra imagen no debe confundirse con nosotros. Marilyn y yo somos seres humanos y somos más, mucho más, que dos nombres, porque también somos símbolos, porque significamos cosas distintas y somos formas y color. Como dijo Magritte: "Esto no es una pipa". Y tenía razón. Yo desvelo la manipulación que hacen los medios de comunicación y las compañías publicitarias con nuestra  imagen y con la imagen de los productos (las sopas Campbells o las botellas de Coca Cola, por ejemplo) que se reproducen de forma múltiple. Intento dar a entender el proceso a través del cual nos trasladan sus interesados mensajes de consumo y cómo se retocan nuestros símbolos. De este modo nos hacemos más conscientes y entendemos lo que somos a través de lo que vemos. Yo no soy un artesano. Yo no pinto, yo copio. Utilizo las técnicas modernas, la fotografía serigráfica sobre todo, para decir lo que pienso. Trabajo en grandes formatos con imágenes de nuestros grandes mitos. Investigo en el origen y en el significado de éstos, y en su fabricación racionalizada y subordinada al mercado. Os hablo del deseo, del triunfo, de la eficacia. Represento a la américa industrial y el consumo desbocado de los años sesenta. Soy el rey del Pop, el promotor del underground y de Basquiat. Me llamo Andy y vivo en el centro del mundo. En Nueva York. Os explico la verdad y la mentira de la imagen. Nada más y nada menos.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada