relatos con arte

Lo que sigue es un intento de utilizar la ficción para motivar el aprendizaje de la Historia de Arte. Lo que sigue son pequeños relatos apócrifos, reflexiones, descripciones, cartas o poemas. Textos inventados siempre, pero inspirados en la historia, para mostrar los sentidos de las obras o adaptarlos a nosotros. En ellos se hace hablar al autor, a un personaje, a un crítico, a un mecenas, a un profesor o a un espectador que nos cuentan sus razones, su manera de ver, su sentimiento o su reflexión ante la imagen plástica. Se intenta llevar a los ojos a un nivel correcto de enfoque (que no pretende ser único o excluyente de otros, pero que sí se pretende interesante) y animar a la lectura de lo que se ve, o lo que es lo mismo, educar la mirada y disfrutar del conocimiento, concediendo al contenido, al fondo de las obras, un papel relevante que en nuestras clases, necesariamente formalistas, se suele marginar.

De lo que pensó Bruneleschi en 1415

Este es el edificio perfecto. Absolutamente regular. Es un conjunto espacial construído hacia adentro. Un espacio circular, esférico, en el que el diámetro de la cúpula coincide con su altura, y en el que un óculo, un círculo menor, conecta el interior perfecto con el cielo. Por el hueco no sólo entra la luz, entran también los insectos y la lluvia. Dicen que fue un gran templo que rendía culto a los planetas, pero también dicen que fue el templo de todos los dioses (de ahí su nombre: El Panteón). No lo sé, el edificio es también misterioso... Nadie sabe quien lo hizo ni cómo se hizo, aunque en la inscripción del friso de su fachada decástila corintia figure el general Agripa que vivió en tiempos de Augusto. Sólo sabemos que está desde tiempos de los emperadores romanos.
La forma semiesférica de su cubierta, decorada con casetones concéntricos, lleva a los más a pensar el edificio en el origen del sistema abovedado. Es la cúpula del Panteón, dicen, y sin embargo, a mi modo de ver el asunto no está tan claro. Olvidan los que así piensan que la cúpula no cierra (luego no puede generar presiones laterales) y que sus 43 m de ancho son de hormigón, ese opus cementicium que se obtiene en encofrados con mezcla de cal, agua y cantos. La primera vez que entré en este lugar, pensé que se había caído el centro de la bóveda. Ese sería el juicio que haría cualquier arquitecto gótico, acostumbrado a que sea la clave, el centro, el origen de la construcción y la estructura por la que circulan las tensiones de la bóveda. Sin embargo aquí, la cúpula es de hormigón, de distintos niveles de hormigón superpuesto, forrados de ladrillo y de bronce. pero el hormigón debe fraguar in situ, y eso plantea problemas enormes para su construcción. ¿Cómo se pudo hacer? ¿Rellenando con tierra el cilindro inferior? Si eso se hubiera hecho estoy seguro de que la historia habría dejado noticia del esfuerzo faraónico de mover tantas toneladas. Bajo mi punto de vista, el edificio sólo se pudo realizar recurriendo a un sistema de encofrado por niveles sucesivos, desde el arranque hacia el centro, de manera que la bóveda se fuera adelgazando de volumen y de manera que se fueran utilizando materiales cada vez menos pesados. El conjunto así construído podría tener esta forma, pero sería más bien una falsa bóveda por aproximación de hiladas, al no producir más que presiones verticales en la base. Eso explicaría por qué la forma semiesférica no aparece hacia el exterior. Sólo estudiando su disposición se entenderá la forma en la que este conjunto extraordinario fue construído. Tomaré buena nota de ello para poder aplicar lo que averigüe, porque es útil saber el por qué y el cómo de todas las cosas. Estudiaré cada palmo de esta obra, al tiempo que disfruto de su forma mágica. Me resulta imposible no dejarme fluir hasta el centro de la gran rotonda y dejar flotar hacia arriba la mirada, intentando penetrar la gran esfera hacia el círculo de luz de superior, ese óculo místico y cósmico por donde entran el sol y la luna. 
http://www.youtube.com/watch?v=PFTlZ6mLl50&feature=related )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada